Telefono
Nuestras Redes Sociales
  |     |     |     |  

7 motivos para invertir en departamentos

En los últimos años se ha visto un aumento progresivo en la venta de departamentos versus la venta de casas, según indican los informes de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).



La concentración de la población se genera cerca de los grandes centros de negocios ya que las personas privilegian la cercanía a sus lugares de trabajo, en este sentido los departamentos logran cubrir de mejor manera esta necesidad.



De seguro te preguntas cuales son los otros motivos de este aumento, y es que sin duda los departamentos tienen algunas características que los hacen ser una mejor alternativa al momento de invertir



1. Mayor seguridad



Al vivir en un departamento la sensación de estar protegido es más alta, debido a que en los edificios residenciales los sistemas de seguridad son mayores y más modernos. Cuentan con cámaras de vigilancia en los espacios comunes y ascensores para una mayor vigilancia y control de lo que sucede en el edificio. Recepción con conserje que realiza control de acceso al edificio, con una previa llamada al departamento antes de permitir el acceso, esto hace menos probable sufrir un robo en el hogar y genera mayor seguridad al momento de dejar el inmueble en periodos de vacaciones. 



2. Menos gastos



Vivir en departamentos tiende a generar mucho menos gastos de los que se tendría al vivir en una casa. Primero, calefaccionar una casa por la cantidad de metros cuadrados que esta tiene suele ser mucho más costoso, ya sea si la calefacción es a gas o eléctrica, en cambio los nuevos estándares de construcción de los edificios los hacen ser más eficientes energéticamente, y además de aprovechar más la luz solar para una mejor iluminación.



Por otro lado, los espacios exteriores de una casa también generan un gasto extra, mantención de techos y paredes, jardines y mantención de piscina si la tuviera. Al vivir en departamento todos estos gastos se concentran solo en los gastos comunes que deben ser cancelados una vez al mes, pero siempre serán mucho menos en comparación a una casa.



3. Conectividad y cercanía 



Vivir en departamentos permite tener una mayor cercanía a zonas de trabajo, acceso a todo tipo de transporte público y zonas comerciales, contrario a las zonas residenciales de casa que son más grandes y están ubicadas a la periferia de la ciudad alejadas de las zonas de negocios.



4. Servicios adicionales



Ahora es más común que los edificios se construyan con servicios especiales para sus habitantes, dentro de estos están los gimnasios, lavandería, salón de eventos, salas de reciclaje, quinchos, piscina, estacionamientos y estaciones de bicicleta. 



El tener estos servicios incluidos sin duda genera un ahorro de gastos al no tener que buscarlos en otro lugar, como el ahorro en la tarifa mensual del gimnasio. Contrario al vivir en una casa en la que se debe considerar la compra de los equipos de cocina y mobiliario para tener un lugar donde recibir a las visitas, limpieza y mantención de la piscina.



5. Recepción 24/7



El beneficio extra y no menos importante es contar con recepción de las encomiendas y mensajería durante todo el año, en este aspecto se olvida la problemática de no estar presente para recibir algo importante que se está esperando, esta será una tarea que el conserje del edificio realizará. 



6. Menos preocupaciones



Al invertir en un departamento te puedes olvidar de la mantención de los espacios exteriores como jardines, techumbres y otros. Puedes libremente salir por largos periodos de tiempo sin la preocupación de dejar a alguien encargado de ver los jardines, ya que todos estos servicios de mantención de las áreas comunes están a cargo de la administración del edificio.



7. Rentabilidad



Con los datos que entregamos al inicio del artículo queda claro que es mucho más rentable comprar un departamento si deseas invertir en propiedades, el aumento de los inmuebles en arriendo y la preferencia de la población por los departamentos lo hace una inversión mucho más rentable a largo plazo